Oraciones para TI y para MÍ

* Calumnias, mentiras, chismes... Si eso es lo que te mueve al hablar... ¡Ten Cuidado! y recuerda que como juzgas ... serás juzgado, y como tratas... serás tratado...


EL CHISME

En el diccionario encontré la siguiente definición: “el chisme o murmuración, es una actividad humana que consiste en hablar de alguien - tan bien como mal, aunque generalmente de forma desfavorable - sin que la persona en cuestión esté presente.”

No es chisme cuando la persona está presente y se le dice lo que se piensa de frente, lo cual es preferible, pero muchas veces, la verdad duele o no nos gusta escucharla. Sin embargo, es preferible, más honesto y leal, la sinceridad que las murmuraciones.

¿Pero quién no lo ha hecho?, como dice la Biblia, “quién esté libre de pecado que tire la primera piedra”. En mayor o menor medida, TODOS en algún momento hemos hablado ya sea bien o mal de alguien y generalmente sin que ese alguien esté presente.

Es difícil decir si todos los chismes son malos o hay algunos buenos. La realidad es que se habla de alguien sin que ese alguien pueda aceptar o desmentir lo que se dice de él o de ella, por la simple razón de que se hace a sus espaldas.

El chisme a veces surge de una confusión, de un mal entendido, de tener solo información parcial y de que una persona se imaginó el resto. Cuántas veces hemos visto que un rumor, un chisme, una habladuría, han perjudicado relaciones, familias, hogares; a veces la información se distorsiona, se le agrega o se le quita, va cambiando de sentido y creciendo como bola de nieve, hasta se llega a convertir en algo doloso y aquel que lo inició… desaparece como por arte de magia.

Cuándo el chisme afecta a un tercero, no le damos importancia, ¿pero que pasa cuándo nos afecta directamente a nosotros o alguien muy cercano? Quisiéramos saber de dónde y de quién salió.

Como dice la regla de oro, “No hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan a ti mismo”. Con este simple principio, mejoraríamos mucho nuestra convivencia, al tener respeto por la vida y las decisiones de los demás.

Entonces, si no quieres que hablen mal de ti, no hagas eco a algún comentario mal intencionado que afecten y dañen a otras personas, respétalas, pero sobre todo respétate a ti mismo. Por ejemplo, si te dicen algo y sientes que te gana la costumbre de decirlo, mejor escríbelo en un papel y luego destrúyelo. Así, poco a poco irás descartando conscientemente el hábito de murmurar sobre otras personas e irás cambiando tu actitud, y podrás dedicar esa energía en disfrutar tu vida en lugar de tratar de entrometerte en las vidas ajenas.

“Si lo que vas a decir puede herir a una persona… ¡Mejor Calla!
Si lo que va a salir de tu boca, es para maldecir… ¡Mejor Calla!
Si lo que estas por decir va a acabar con la honra de alguien… ¡Mejor Calla!
Si lo que vas a decir son rumores sin fundamentos… ¡Mejor Calla!
Si al hablar juzgas a tus semejantes… ¡Mejor Calla!

-Calumnias, mentiras, chismes… Si eso es lo que te mueve al hablar… ¡Ten cuidado! y recuerda que como juzgas... serás juzgado, y como tratas... Serás Tratado...

Piensa… En algún momento tú puedes ser el blanco de esas patrañas, y entonces… sabrás lo que es quemarse con el veneno que sale de una boca maliciosa.

Cuando hables, habla cosas que bendigan, no que maldigan, si no es así, ¡Ssssh! Olvídalos, ¡Mejor Calla!”

Desconozco el autor
(Enviado por Alexiithap Candieez)



Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada