Oraciones para TI y para MÍ

billboard R

* 20 COSAS QUE UN PAPÁ DEBE HACER CON SUS HIJAS..!!!



Michael es un papá de treinta y tantos años, quien con su  blog “Life to her years”, busca darle más vida a los años de su hija.

El blog trata de cómo él trata a su hija y le da vida, sabiduría y cariño para que ella se convierta en una gran mujer.

1. Ama a su mamá.

Trátala con respeto, honor y demuéstrale todo el cariño que le tienes cuando estén solos y en público. Lo más probable es que tu hija crezca y busque un hombre que la trate como tú tratas a su madre, para bien o para mal.

2. Debes estar ahí para ella.

Los momentos inolvidables jamás ocurrirán si no le dedicas mucho tiempo. Desarrolla un interés genuino por las cosas que ella disfruta. Ella necesita que estés involucrado en cada paso de su vida, no que te quedes con las brazos cruzados mientras crece.

3. Disfruta cada momento con ella.

La vida pasa extremadamente rápido, y antes de que te des cuenta, tu hija ya no estará gateando en pañales por la casa, sino que estará aprendiendo a manejar, y un día la estarás acompañando por el altar. En unos cuantos años más, pasar tiempo con su padre no será lo mejor del mundo para ella. ¡Disfrútala mientras puedes!

4. Enséñale a lanzar y atrapar una pelota.

Juega futbol con ella. Demuéstrale que tirar como niña puede ser bueno.

5. Báñala.

Disfruta esta increíble experiencia con ella.

6. Llegará el día en que te pida un cachorro.

No lo pienses mucho, al menos una vez en su vida dile que sí.

7. Baila con ella.

Empieza a hacerlo cuando esté pequeña, o incluso cuando sea una bebé. No esperes hasta el día de su boda.

8. Dile que es hermosa.

Díselo una y otra vez. Algún día una película o una revista intentará convencerla de lo contrario.

9. Enséñale a cambiar una llanta.

Un pinchazo no tiene por qué causarle pánico. Cuando le suceda por primera vez te llamará llorando, pero sabrá que hacer.

10. Es tan inteligente como cualquier niño.

Asegúrate de que lo sepa y lo entienda.

11. Si toma clases de natación, asegúrate de nadar con ella.

Si no hay otros padres en la alberca, será su pérdida.

12. Nunca faltes a su cumpleaños.

En diez años no recordará qué regalo le diste, pero recordará que no estuviste.

13. Déjala dormir contigo.

Después de una pesadilla querrá dormir en tu cama, esto es bueno.

14. Tómala de la mano.

Para una pequeña niña que llora, lo más reconfortante es tomar la mano de su padre. Nunca lo olvides.

15. Regálale experiencias.

No le compres demasiados regalos en su cumpleaños o en Navidad, mejor regálale experiencias. Pasa tiempo en la naturaleza o llévala a pescar. Maravíllate de la misma manera en que ella se maravilla con cada experiencia nueva.

16. Hazle saber que siempre puede regresar a casa.

No importa qué pase.

17. Disfrútala mientras esté contigo.

Recuerda que ella es como una mariposa, un día va a extender sus alas y volará. Disfruta sus años de oruga.

18. Escríbele una carta a mano en cada uno de sus cumpleaños.

Dáselas cuando empiece a estudiar la carrera, cuando ella se convierta en madre, o cuando creas que más lo necesita.

19. Aprende a confiar en ella.

Dale más libertad cada año, ya verás que será capaz de cumplir con tus expectativas.

20. Déjala amar.

Pronto va a llegar el día en que ella se va a enamorar, y no hay manera de que te prepares para ello. Si aceptas esto todo será más fácil.

Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

* TEST: Elige tu perrito favorito



El perro además de ser compañía leal y el mejor amigo del hombre, también podría reflejar aspectos importantes de tu vida y tu personalidad.

Elige tu perrito favorito y a continuación descubre su significado

1. Precavida: Te caracterizas por ser una persona leal, tranquila, meditativa y con un gran radar interno capaz de detectar posibles peligros. Tienes un sentido de la intuición muy bien afinado y cuando te dejas guiar por él, generalmente tomas buenas decisiones. Tu principal reto es aprender a confiar más en la vida y en tu talento. Recuerda que eres una persona maravillosa llena de grandes capacidades, así que sigue adelante, trabaja con amor, y confía: lo que debe ser, será y sucederá naturalmente en tu vida.

2. Divertida: Eres una persona creativa, entusiasta y con un fuerte sentido de la independencias. Deseas que en tu vida y en tus trabajos te den la posibilidad de ser autónoma y desarrollarte libremente, o de lo contrario te aburres mucho y buscas nuevos horizontes. Tu principal reto es agregar un poco más de constancia y disciplina a tu vida, pues te emocionan mucho los inicios, pero podrías tener serias dificultades para llevar a cabo tus proyectos y planes a tiempo. Trabajar con cronogramas y listas de chequeo le haría mucho bien a tu vida.

3. Bondadosa: Eres una persona que tiene entre sus prioridades ayudar y proteger a otros, principalmente a las personas que amas, por las cuales haces todo lo que sea posible. Eres generosa y caritativa, pero en algunas ocasiones sueles poner las necesidades de las demás personas incluso por encima de las tuyas, y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Ayudar a los demás es maravilloso, pero para poder ayudar a otros, debes estar bien tú. Aprende a recibir la abundancia que la vida está dispuesta a entregarte, y aprende a decir no cuando lo consideres preciso. De esta manera tu vida será mucho más sencilla y sentirás una verdadera satisfacción al ayudar a los demás.

4. Sensible: Eres una persona enormemente emocional y sentimental. Eres directa y honesta en tu vida, por lo tanto te molesta en extremo la mentira. Cuando descubres que alguien te ha mentido pierdes inmediatamente la confianza en esa persona y esa confianza tardará mucho tiempo en volver a ser restaurada. A veces podrías ser intolerante con las personas que no comparten tu visión del mundo y de la vida (incluso con personas muy cercanas) y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Intenta mirar en el corazón del otro y entender los desafíos a los que cada persona enfrenta a diario; de este modo lograras tratar a los demás con más gentileza, paciencia, tolerancia y amor, y tu vida será más tranquila y feliz.

5. Decidida: Te caracterizas por ser una persona con una gran fuerza de carácter y que no acepta fácilmente un NO como respuesta. Cuando quieres algo usas toda tu fuerza, conocimiento e influencia para lograrlo y muchas veces no hay quien pueda controlar tus impulsos, ni siquiera tú mismo. Tu principal reto es encontrar espacio para la tranquilidad y el descanso. Eres una persona muy activa que algunas veces excede sus límites. Descansar y alivianar tu mente y tu cuerpo te ayudara a tener mejores ideas, mejores resultados y por supuesto una vida más tranquila, mas prospera y más alegre.

6. Independiente: Te caracterizas por ser una persona que vive en una constante búsqueda de tranquilidad, paz y quietud. Por estas razones buscas espacios en los cuales puedas tener suficiente privacidad y en los que puedas afirmar tu independencia y tener armonía. Sueles ser mucho más productiva y creativa en la noche y la madrugada, por lo cual algunas veces tus horas de sueño son muy reducidas. También podrías llegar a ser algo irascible y tener la cabeza en las nubes. Tu principal reto es aprender a compartir más con otras personas y vivir intensamente cada momento con todo lo que trae. Cuando lo logres, descubrirás que el mundo está lleno de personas maravillosas dispuestas a poyarte en tus planes y proyectos.

Fuente: http://www.serfelizesgratis.org/2014/12/perros.html

Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

* El Sacrificio de una Madre !

Estaba sola, a sus tiernos 17 años ya sufría la traición y el abandono, era madre de un niño pequeño y llevaba otra criatura en su vientre. Cuando perdió a su madre, ella no sabía oficio alguno, y ¿Quién la iba a emplear con un niño pequeño y otro en el vientre? Qué difícil es conseguir el pan cuando se es joven y se está desamparada. Su niño le pedía comida y ella se desgarraba en su dolor.


Estaba sola, a sus tiernos 17 años ya sufría la traición y el abandono, era madre de un niño pequeño y llevaba otra criatura en su vientre. Cuando perdió a su madre, ella no sabía oficio alguno, y ¿Quién la iba a emplear con un niño pequeño y otro en el vientre? Qué difícil es conseguir el pan cuando se es joven y se está desamparada. Su niño le pedía comida y ella se desgarraba en su dolor.

Aquella tarde, con su gran barriga, fue a la iglesia; la enorme panza la dificultó arrodillarse, pero lloró con profunda tristeza, luego fijó su mirada en el Cristo crucificado y le dijo (pensando en el hambre de su niño, y en su propia hambre):

- Señor, es realmente doloroso amar a mis hijos y sufrir por el hambre y el frío, no tenemos ni un techo seguro, ni una mano amiga, menos aún posibilidades para un empleo digno. Te doy gracias por la vida que nos das, y te suplico que me des las fuerzas suficientes para salir adelante y dar la bienvenida a este nuevo bebé que está por venir. Y por favor, te pido que nazca bien…

Después de un momento de silencio, se levantó tomando de la mano a su pequeño hijo, fortalecida interiormente, decidida a seguir luchando por ellos. Fueron tiempos difíciles, hubo días que no tuvo qué hacer, otros en cambio lavaba ropa ajena, limpiaba alguna casa, o hasta los vidrios de los carros, cualquier cosa…

Cuando su niña nació, no tenía nada, fue echada del lugar en donde se alojaba, por falta de pago, y así, sin posibilidades de elección, se perdió… Una esquina oscura fue el testigo fiel de una nueva mujer que se dedicaría al más antiguo de los oficios… Por amor a sus hijos. Al principio fue difícil, pero sus niños necesitaban muchas cosas. Y así, sin lujos, pero con mucho amor, les dio siempre lo necesario, aún a costa de su propio sacrificio. Los años pasaron y cuando sus hijos crecieron, ella, orgullosa de verlos ya casi convertidos en profesionistas, pensó que se acercaba el tiempo de descansar. Aún era joven, pero la vida que llevaba la había envejecido, y estaba enferma de tanto sufrir. Sería justo un cambio, sus hijos lo entenderían…

Eso pensaba ella, no sabiendo que una mala lengua, de ésas que no sienten vergüenza de clavar en los demás el dolor de sus puñales malintencionados, muy a su manera, le contó a la joven el pasado de su madre. Esa noche, cuando en medio de sus pensamientos, volvía cansada a casa y las gruesas gotas de la tormenta caían en los techos de las casitas del barrio, la primera mirada que encontró al entrar fue la de su hija, quien al verla le dijo:

- ¡Vete, no quiero verte!

¡Hoy supe que eres una prostituta; vete porque no eres digna del amor de tus hijos! ¡Me das asco!

Ella no supo qué responder, sabía que un día lo sabrían, siempre lo temió y siempre pensó que la reacción de ellos no seria agradable. Pero darles asco, eso no, esa palabra fue un puñal que se clavó en su alma, y corrió, corrió bajo la lluvia que parecía compartir con ella su dolor, derramando en su rostro un copioso llanto. Cuando empezó a amanecer, ella lloraba aún sentada en un canal, varias cuadras lejos de su casa. De pronto, una cálida sabana cubrió su espalda y al volver, vio al mayor de sus hijos:

- Madre, toda la noche te he buscado; ven volvamos a casa.

- No -le dijo-, tu hermana me desprecia, no sé si tú ya lo sepas…

- ¿Saber qué? Yo sólo sé que te quiero, que eres mi madre. Nada que venga de ti me avergüenza. Tú no eres más que una mujer valiente que se enfrentó a la vida como pudo para dar de comer a sus hijos.

Esa mañana los hermanos pelearon como nunca, ante la angustiada mirada de su madre:

- ¡Que se vaya! ¿No ves que es una cualquiera?, ¿no te da pena su oficio? A mí me da vergüenza que mis amigos sepan lo que ella es, y ya poco me falta para ser una profesionista, no soportaría sus señalamientos…

- Pues vete con tus amigos, que yo me quedaré con ella. Yo no me he olvidado de las veces que se sacó el pan de la boca para dárnoslo, y de las noches que veló junto a nuestra cama cuando estábamos enfermos. Tú y yo no tuvimos padre porque nos abandonó, pero en cambio tuvimos una madre que todo nos lo dio, ¿o es que alguna vez te faltó algo? Yo sólo sé que lo que soy se lo debo a ella. Si tú la desprecias, vete tú, que yo la amaré por los dos. Y así fue.

Los días y las noches pasaron, y aquella muchacha que con ímpetu de conquistador salió de su casa, segura de sí misma, nunca se graduó, pero en cambio encontró el amor… El amor traidor de un hombre que después de burlarse de ella aprovechándose de su inexperiencia, la abandonó; -como un día otro cobarde abandonara a su madre-, dejándola con un hijo en el vientre, sola como aquella a la que tan duramente había condenado, con hambre también, y en peor estado, el remordimiento de la crueldad con que había tratado a su madre, vivía atormentada, había envejecido rápidamente. Por hambre y por remordimiento, volvió al hogar…
Entró a la casa (de la que aún conservaba las llaves); su hermano, la miró fijamente, pero no había en su mirada reproches, sino amor.

- Vengo -le dijo- a pedirles perdón a ti y a mi madre. A quien tanto hice sufrir. El hermano bajó la mirada un momento, y luego le dijo:

- Sígueme.

La joven lo siguió varias calles hasta llegar hasta un cementerio y allí, entre las primeras tumbas de la entrada, blanca se erguía la tumba de su madre.

-¡Nooo! gritó espantosamente, porque se le desgarró el alma, y llorando se tiró sobre la tumba, la besó y arañando el cementerio pedía perdón. ¿Por qué?, se preguntaba, ¿Por qué no pude ver a mi madrecita por última vez?, ¿Por qué no pude pedirle perdón de rodillas, besar su frente, velar su cuerpo? ¿Por qué te fuiste madrecita sin que yo te diera mi último adiós? Allí, postrada sobre la tumba de su madre lloró el llanto más amargo de su vida.

El hermano, que a pesar del dolor conservaba la calma, le dijo:

- ¿Sabes? Hasta en el último momento te llamó.

Aquella noche de lluvia le hizo daño, le dio neumonía. Pero no llores, ella nos ha perdonado a los dos, yo también fui culpable por no perdonarte, no te busqué aunque ella me lo suplicó muchas veces. Y la deje consumirse de tristeza, extrañándote, llamándote… Pero aún en su lecho de muerte, ella te bendijo y me pidió que si volvías te recibiera con los brazos abiertos, como ella lo hubiera hecho, y que de ahí en adelante fuéramos unidos y nos amáramos como siempre nos enseñó. Ese día inicia hoy, hermanita, volvamos…

Los hermanos se retiraron lentamente y no pudieron escuchar que en la brisa suave que acariciaba sus frentes, su madre los bendijo por enésima vez.

"La madre no es buena ni mala: es madre. No nos toca a nosotros, como hijos, juzgar sus actos, porque es la propia vida la que con profundas heridas nos cobra el dolor que le hayamos causado.

Si aún conservas a tu madre, venérala como un ángel, y si ella te lastima, perdónala, pero jamás la señales, jamás la ofendas, jamás la desprecies ni te avergüences de ella, porque el llanto de remordimiento que has de llorar, es el llanto más amargo de tu vida!!

Desconozco su autor 

Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

* Todo Hijo es PADRE

Hay una ruptura en la historia de la familia, donde las edades se acumulan y se superponen y el orden natural no tiene sentido: es cuando el hijo se convierte en el padre de su padre.  Es cuando el padre se hace mayor y comienza a trotar como si estuviera dentro de la niebla. Lento, lento, impreciso.


"Hay una ruptura en la historia de la familia, donde las edades se acumulan y se superponen y el orden natural no tiene sentido: es cuando el hijo se convierte en el padre de su padre.

Es cuando el padre se hace mayor y comienza a trotar como si estuviera dentro de la niebla. Lento, lento, impreciso.

Es cuando uno de los padres que te tomó con fuerza de la mano cuando eras pequeño ya no quiere estar solo. Es cuando el padre, una vez firme e insuperable, se debilita y toma aliento dos veces antes de levantarse de su lugar.

Es cuando el padre, que en otro tiempo había mandado y ordenado, hoy solo suspira, solo gime, y busca dónde está la puerta y la ventana - todo corredor ahora está lejos.

Es cuando uno de los padres antes dispuesto y trabajador fracasa en ponerse su propia ropa y no recuerda sus medicamentos.

Y nosotros, como hijos, no haremos otra cosa sino aceptar que somos responsables de esa vida. Aquella vida que nos engendró depende de nuestra vida para morir en paz.

Todo hijo es el padre de la muerte de su padre.

Tal vez la vejez del padre y de la madre es curiosamente el último embarazo. Nuestra última enseñanza. Una oportunidad para devolver los cuidados y el amor que nos han dado por décadas.

Y así como adaptamos nuestra casa para cuidar de nuestros bebés, bloqueando tomas de luz y poniendo corralitos, ahora vamos a cambiar la distribución de los muebles para nuestros padres.

La primera transformación ocurre en el cuarto de baño.

Seremos los padres de nuestros padres los que ahora pondremos una barra en la regadera.

La barra es emblemática. La barra es simbólica. La barra es inaugurar el “destemplamiento de las aguas”.

Porque la ducha, simple y refrescante, ahora es una tempestad para los viejos pies de nuestros protectores. No podemos dejarlos ningún momento.

La casa de quien cuida de sus padres tendrá abrazaderas por las paredes. Y nuestros brazos se extenderán en forma de barandillas.

Envejecer es caminar sosteniéndose de los objetos, envejecer es incluso subir escaleras sin escalones.

Seremos extraños en nuestra propia casa. Observaremos cada detalle con miedo y desconocimiento, con duda y preocupación. Seremos arquitectos, diseñadores, ingenieros frustrados. ¿Cómo no previmos que nuestros padres se enfermarían y necesitarían de nosotros?

Nos lamentaremos de los sofás, las estatuas y la escalera de caracol. Lamentaremos todos los obstáculos y la alfombra.

FELIZ EL HIJO QUE ES EL PADRE DE SU PADRE ANTES DE SU MUERTE, Y POBRE DEL HIJO QUE APARECE SÓLO EN EL FUNERAL Y NO SE DESPIDE UN POCO CADA DÍA.

Mi amigo Joseph Klein acompañó a su padre hasta sus últimos minutos.

En el hospital, la enfermera hacía la maniobra para moverlo de la cama a la camilla, tratando de cambiar las sábanas cuando Joe gritó desde su asiento:

- Deja que te ayude .

Reunió fuerzas y tomó por primera a su padre en su regazo.

Colocó la cara de su padre contra su pecho.

Acomodó en sus hombros a su padre consumido por el cáncer: pequeño, arrugado, frágil , tembloroso.

Se quedó abrazándolo por un buen tiempo, el tiempo equivalente a su infancia, el tiempo equivalente a su adolescencia, un buen tiempo, un tiempo interminable.

Meciendo a su padre de un lado al otro.

Acariciando a su padre.

Calmado el su padre.

Y decía en voz baja :

- Estoy aquí, estoy aquí, papá!

Lo que un padre quiere oír al final de su vida es que su hijo está ahí".

(Fabrício Carpinejar "Todo filho é pai da morte de seu pai" versión al español Zorelly Pedroza)

Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

* TESTIMONIO!... SÉ COHERENTE ...


El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de Paso para Los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección. La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se Le cayó el celular y se Le regó el maquillaje.

En medio de su pataleta, oyó que alguien Le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a Ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial Le ordenó salir de su coche con Las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, Le tomaron fotos, Las huellas dactilares y la pusieron en una celda.

Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales:

– “Señora, lamento mucho este error”, Le explicó el policía.

“Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté que de su retrovisor cuelga un Rosario, su carro tiene en su bumper un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en Mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado.”

Esta simpática historia muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia Los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús… Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti.

Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥

* LAS MUJERES SABIAS (Reglas)



1 Las mujeres sabias no viven quejándose, generan cambios.

2 Las mujeres sabias son atrevidas.

3 Las mujeres sabias tienen buena mano con las plantas.

4 Las mujeres sabias confían en su intuición y respetan la de los demás.

5 Las mujeres sabias meditan diariamente y están en comunión con su interioridad.

6 Las mujeres sabias defienden con firmeza lo que más les importa.

7 Las mujeres sabias disciernen su camino también con el corazón.

8 Las mujeres sabias dicen la verdad con compasión.

9 Las mujeres sabias escuchan su cuerpo.

10 Las mujeres sabias improvisan y juegan.

11 Las mujeres sabias no imploran de manera dependiente.

12 Las mujeres sabias se ríen juntas.

13 Las mujeres sabias saborean lo positivo de la vida y lo comparten con sencillez.

Tomado del libro:
"Las Brujas no se quejan"
-Jean Shinoda Bolen


Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥