* El Señor puede aligerar tus cargas. Bella Reflexión!












No es que el camino sea difícil, lo que sucede es que no tenemos a Cristo en nuestro corazón. Bella Reflexión.









Billboardnew2

MIS OTROS BLOGS