Billboardnew

** El Tiempo me ha enseñado a cambiar ........

 



El tiempo me ha enseñado a cambiar.
Ya no discuto, sólo escucho las opiniones
y los consejos de la gente con buena energía.

Si alguien se quiere ir de mi vida, no lo detengo.
Y, si me falla, me alejo.


Aprendí que si algo me molesta, lo evito.
Aprendí que cuando la ignorancia habla,
la inteligencia calla.

Así vivo más feliz.



* Sin AMOR no soy nada...

 




Si tengo el don de profecía
y entiendo todos los misterios
y poseo todo conocimiento,
y si tengo una fe 
que logra transladar montañas, 
pero me falta el amor, 
no soy nada.

1 Corintios 13:2


** El Valor de la Señal de la Cruz

 



*EL VALOR DE LA SEÑAL DE LA CRUZ*
Si supieras la importancia de esta oración, te garantizo que la pondrías más en práctica.
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén!


¿Cuando te despiertas, te haces la “señal de la Cruz”? ¿Y antes de comer? ¿Y cuando te vas a dormir? ¿Al menos una vez al día? Si supieras la importancia de esta oración, te garantizo que la pondrías más en práctica.
Muchas personas, al no entender la importancia de esa oración, la hacen de forma displicente, haciendo apenas el gesto, sin la efectiva invocación a la Santísima Trinidad.
La “señal de la Cruz” no es un gesto ritualista, sino una verdadera y poderosa oración.


Es la señal de los cristianos. Por medio de ella muchos santos invocaban la protección del Altísimo, a través de ella pedimos a Dios que, por los méritos de la Santa Cruz de su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, Él nos libre de nuestros enemigos, y de todas las trampas del mal, que atentan contra nuestra salud física y espiritual.

Pero ¿ *sabes hacer “la señal de la Cruz*”? De forma solemne, sin prisa, y con la mayor devoción y respeto: Por la señal de la Santa Cruz (en la cabeza): *pedimos a Dios que nos dé buenos pensamientos, nobles y puros. Y que Él aleje de nosotros los pensamientos malos, que sólo nos causan mal*. De nuestros enemigos (sobre la boca): *pedimos a Dios que de nuestros labios sólo salgan alabanzas. Que nuestro hablar sea siempre para la edificación del Reino de Dios y para el bienestar del prójimo*. Líbranos Señor, Dios nuestro (sobre el corazón): *para que en nuestro corazón sólo reine el amor a la ley del Señor, alejándonos de todos los malos sentimientos, como el odio, la avaricia, la lujuria*… Haciéndonos verdaderos adoradores. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén – *Es el acto liberador y debe ser realizado con la mayor reverencia, consciencia, fe y amor, pues expresa nuestra fe en el Misterio de la Santísima Trinidad*, núcleo de nuestra fe cristiana, Dios en sí mismo.
🙏🏻Debe hacerse con la mano derecha, llevándola de la cabeza a la barriga, y del hombro izquierdo al derecho.

🌀 *Ahora que sabes la importancia de la “ *señal de la Cruz*”, hazla: antes de salir de casa, antes de cualquier trabajo, en los momentos difíciles y en los momentos de alegría también.
*Hazla*: 🙏🏻sobre ti y, siempre que sea posible, en la cabeza de tu hijo, de tu esposo, de tu esposa, de tu hermano, de tu sobrino,…

---------------------
Pide a Dios, siempre, que Él te libre y a los tuyos, de todos los males, con el objetivo de hacerlo todo -despertar, comer, estudiar, trabajar, dormir, viajar…- . *el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo* 🙏🏻 *Amén*🙏

* Por muy duro que sea lo que te tocó vivir...


Por muy penosas y dolorosas que sean.
Por muy adversas que sean las circunstancias.
Por más que el viento siempre sople en contra tuya.
Por muy difícil que resulte todo.
Por más que tu carga sea demasiado pesada.
Por más que se te doblen las rodillas,…

Siempre hay una manera de salir adelante.
TÚ PUEDES!!!!

Todos estamos contigo, unidos, juntos somos invencibles!!

---------

* DIETA DE DESINTOXICACIÓN.


- Saquemos de nuestra alacena los malos recuerdos, los culpables engordan, los desamores hacen daño y las tristezas intoxican.

- Para el desayuno:
Un buen jugo de agradecimiento, una taza de voluntad disuelta en tolerancia, dos rebanadas de autoestima y una ensalada fresca de motivos.
- Para la comida:
Una sopa de dignidad sin falso orgullo, dos porciones de paz pasadas por el fuego del entendimiento, coctel de frutos rojos: amor, pasión por lo que se hace y entrega en sustitución de sacrificio.

- Para la cena:
ensalada de frutos verdes: esperanza, bondad y perdón.
- Entre comidas: grandes dosis de fe, sueños cargados de alegria.

- Evitar: hablar sin escuchar antes, juzgar sin conocer, conceder sin aceptar.

- Ejercicios: pararse erguido y de frente ante los problemas, flexible ante los cambios y bailando cada vez que te agobie el dolor. Extiende la mano derecha para dar y la del corazón para recibir, alza la vista para agradecer y baja la cabeza para ser bendecido.
- No niegues lo que sientes, piensa como y donde lo dices y actúa siempre con humildad.

Autor: desconocido

** Sigamos la ruta de las águilas. Siempre hacia arriba...



 Las águilas viven 70 años, pero a los 40 años tienen que tomar una difícil decisión, sus uñas se vuelven tan largas y flexibles que no puede sujetar a las presas de las cuales se alimenta. 

El pico, alargado y puntiagudo, se curva demasiado apuntando contra el pecho y ya no le sirve. Sus alas están envejecidas y pesadas en función del gran tamaño de sus plumas, y para entonces, volar se le hace muy difícil.

Tiene dos alternativas: abandonarse y morir, o enfrentarse a un doloroso proceso de renovación, que consiste en volar a un nido en las montañas cerca de una pared, ya que está seguro. 

El águila comienza a golpear con su pico en la pared con mucha fuerza hasta conseguir arrancárselo. Después esperará el crecimiento de un nuevo pico, con el que se desprenderá una a una sus viejas uñas. Cuando las nuevas garras comienzan a nacer, comenzará a desgarrarse sus desgastadas plumas.

Y después de todos esos largos y dolorosos cinco meses de heridas, cicatrizaciones y crecimiento, logra realizar su famoso vuelo de renovación, renacimiento y festejo para vivir otros treinta años más...

En nuestra vida para continuar un vuelo de victoria muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación.

Debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos cuyo peso nos impiden avanzar. Solamente libres del pasado podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre nos trae.

Renovarse por dentro implica poner orden en el mundo mental, desechando los recuerdos de acontecimientos frustrantes o dolorosos para quedarnos solo con la experiencia de lo que aprendimos.

Para poner en orden, para renovarnos y alzar vuelo, hay que conocernos, saber quiénes somos, cuáles son nuestras potencialidades y a donde queremos llegar.

No hay necesidad de adaptarse al problema; existe la posibilidad de librarse de él. Pero el camino es un poco difícil, el camino es un desafío. Es una elección tuya.

Sigamos la ruta de las águilas. Siempre hacia arriba, siempre hacia adelante...