Billboardnew

** SE ESTÁ MURIENDO LA GENERACIÓN DE HIERRO, PARA DARLE PASO A LA GENERACION DE CRISTAL.

 



SE ESTÁ MURIENDO LA GENERACIÓN DE HIERRO, PARA DARLE PASO A LA GENERACION DE CRISTAL.


La generación que sin estudios educó a sus hijos.


La que, a pesar de la falta de todo, nunca permitió que faltara lo indispensable en casa .

La que enseñó valores; empezando por Amor y Respeto.


Se esta muriendo la gente que enseñaba a los hombres el valor de una mujer y a las mujeres, el respeto por los hombres.

Se están muriendo los que podían vivir con pocos lujos, sin sentirse frustrados por ello.

Los que trabajaron desde temprana edad y enseñaron el valor de las cosas, no el precio.


Mueren los que pasaron por mil dificultades y sin rendirse nos enseñaron cómo vivir con dignidad.

Los que después de una vida de sacrificio y penurias, se van con las manos arrugadas y la frente en alto.

Se está muriendo la generación que enseñó a vivir sin miedo.
¡Se está muriendo!
la generación que nos dio la vida.

Créditos a quien correspondan.

* ¿QUÉ PASA CUANDO SUEÑAS CON UNA PERSONA QUE YA MURIÓ?



-


¿𝗤𝗨𝗘 𝗣𝗔𝗦𝗔 𝗖𝗨𝗔́𝗡𝗗𝗢 𝗦𝗨𝗘𝗡̃𝗔𝗦 𝗖𝗢𝗡 𝗨𝗡𝗔 𝗣𝗘𝗥𝗦𝗢𝗡𝗔 𝗤𝗨𝗘 𝗬𝗔 𝗠𝗨𝗥𝗜𝗢́?


¿𝗛𝗮𝘀 𝘀𝗼𝗻̃𝗮𝗱𝗼 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻𝗮 𝗽𝗲𝗿𝘀𝗼𝗻𝗮 𝗾𝘂𝗲 𝘆𝗮 𝗳𝗮𝗹𝗹𝗲𝗰𝗶𝗼́?
𝗘𝘀 𝗽𝗼𝗿𝗾𝘂𝗲 𝗲𝗹𝗹𝗼𝘀 𝘃𝗶𝗲𝗻𝗲𝗻 𝗮 𝘃𝗲𝗿𝘁𝗲... 𝗙𝗶́𝘀𝗶𝗰𝗮𝗺𝗲𝗻𝘁𝗲 𝘆𝗮 𝗻𝗼 𝗲𝘀𝘁𝗮́𝗻 𝗮 𝘁𝘂 𝗹𝗮𝗱𝗼, 𝗽𝗲𝗿𝗼 𝗲𝗻 𝗲𝘀𝗽𝗶́𝗿𝗶𝘁𝘂 𝘀𝗶́. 𝗔 𝘃𝗲𝗰𝗲𝘀 𝘀𝗲 𝗵𝗮𝗰𝗲𝗻 𝗽𝗿𝗲𝘀𝗲𝗻𝘁𝗲𝘀 𝗲𝗻 𝘁𝘂𝘀 𝘀𝘂𝗲𝗻̃𝗼𝘀, 𝘁𝗮𝗹 𝘃𝗲𝘇 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻 𝗮𝗯𝗿𝗮𝘇𝗼, 𝘂𝗻𝗮 𝘀𝗼𝗻𝗿𝗶𝘀𝗮 𝗼 𝘂𝗻 𝘀𝗮𝗹𝘂𝗱𝗼; 𝘃𝗶𝗲𝗻𝗲𝗻 𝗮 𝗱𝗲𝗰𝗶𝗿𝘁𝗲 𝗾𝘂𝗲 𝗻𝗼 𝘁𝗲 𝗼𝗹𝘃𝗶𝗱𝗮𝗻, 𝗾𝘂𝗲 𝘁𝗲 𝘀𝗶𝗴𝘂𝗲𝗻 𝗰𝘂𝗶𝗱𝗮𝗻𝗱𝗼, 𝗽𝗲𝗿𝗼 𝗹𝗼 𝗺𝗮́𝘀 𝗶𝗺𝗽𝗼𝗿𝘁𝗮𝗻𝘁𝗲, 𝗾𝘂𝗲 𝘁𝗲 𝘀𝗶𝗴𝘂𝗲𝗻 𝗮𝗺𝗮𝗻𝗱𝗼.

𝗔𝘀𝗶́ 𝗾𝘂𝗲 𝗻𝗼 𝘁𝗲 𝗱𝗲𝘀𝗽𝗶𝗲𝗿𝘁𝗲𝘀 𝘁𝗿𝗶𝘀𝘁𝗲 𝗽𝗼𝗿𝗾𝘂𝗲 𝘆𝗮 𝗻𝗼 𝗲𝘀𝘁𝗮́𝗻, 𝗮𝗴𝗿𝗮𝗱𝗲𝗰𝗲 𝗾𝘂𝗲 𝘃𝗶𝗻𝗶𝗲𝗿𝗼𝗻 𝗮 𝘃𝗶𝘀𝗶𝘁𝗮𝗿𝘁𝗲 𝘆 𝗮 𝗲𝘅𝗽𝗿𝗲𝘀𝗮𝗿𝘁𝗲 𝘀𝘂 𝗮𝗺𝗼𝗿. ❤


* UN DÍA ME IRÉ




UN DÍA ME IRÉ


Un día me iré, y entonces dejaré de abrazar a los que amo y también dejaré de pelearme con lo que no amo tanto.


Un día ya no volveré a probar café, ni beber vino, ni comer mis comidas favoritas, dejaré de contemplar mis atardeceres y dejaré también de escribir mis reflexiones.

Dejaré de cantar las canciones que amo, las que, aunque desafinada, canto con el alma.


Un día será la última vez que vea esa película que tanto amo.
Que lea esos libros que nutrieron profundamente mi alma; y dejaré de existir en este cuerpo.

Simplemente todo un día habrá terminado y eso estará bien, pués el simple hecho de, en esta encarnación, haber saboreado la vida, haber despertado mi conciencia, habrá sido suficiente.

Un día que desconozco, pero ya existe, este viaje habrá terminado y poco habrán importado mis creencias, mis miedos, mis errores, pero mucho habrán valido mis abrazos, mis caricias, mi amor.


Esta vida me ha dado más de lo que pude haber imaginado y eso es más que suficiente para vivir agradecida lo que me resta de vida.

Esta vida me ha dado lo más preciado, la oportunidad de amar y saberme amada.

Gracias vida, por mi vida y por la vida en esta Tierra.

Autor: Desconocido

* Papá, ¿me prometes que no te enojarás si te digo algo?



 


- Papá, ¿me prometes que no te enojarás si te digo algo?

-¿Qué es?

-No, primero tienes que prometer.

-Ok, no me enojo, lo prometo.

- Hoy lloré frente a toda la clase.

- Y, ¿por qué?

- Porque la maestra me dijo que no hice bien la tarea, y me sacó lágrimas en los ojos.

- Y, ¿crees que debería enojarme por esto?

- Mis amigos dicen que llorar es estúpido, que solo lloran los niños débiles.


- Pero, ¿sabías que habías hecho mal la tarea?

- No, pensé que era justo. La hice con mamá ayer.

- Entonces escúchame bien.
Hay dos cosas que te voy a decir, y tendrás que recordarlas por siempre. Prométeme que no las olvidarás.

- Ok, papá, lo prometo.


- Primero: ¡Estoy orgulloso de ti!
Saber que sabes llorar es una bendición, las lágrimas no son algo malo, son algo maravilloso, créeme, llorar no es para nada estúpido.

Si lloras, significa que estás sintiendo emociones, que estás vivo, que no eres una marioneta de madera sin ningún sentimiento, y apuesto a que tus amigos también habrán llorado infinidad de veces, aunque quieran hacerte creer lo contrario.

Así que, llora cada vez que quieras, todos lloran, y muy importante, nunca te avergüences de tus lágrimas, ellas son parte de ti.

A menudo son las lágrimas las que te hacen sentir mejor cuando estás enfermo, cuando te duele aquí, justo dentro del corazón.


- ¿Y lo segundo?

- Equivocarse es normal. Hacer mal las cosas es normal.
¿Sabes que mamá y yo también, nos hemos equivocado muchas veces?

Es de los errores que aprendes, nunca aprenderás nada de hacer las cosas bien, siempre de una manera correcta.
¡Siéntete siempre libre de equivocarte!

Así que, no me voy a enojar porque tú y mamá se equivocaron al hacer la tarea, y no me enojaré porque lloraste, al contrario, ¡estoy feliz!


******

Amo a los niños que se convirtieron en adultos y que todavía saben llorar ... Además saben de su derecho a equivocarse.

Errar es de humanos, llorar de valientes, así que levanta la cara y enfrenta la vida tal cual...

* "EL PACTO DEL GATO Y EL DIABLO"




 


"EL PACTO DEL GATO Y EL DIABLO"



Había una vez una mujer que vivía sola con su bebé y su gato, en una casita en medio del bosque.

Un día, ella tenía que salir, pero estaba muy preocupada porque no quería dejar a su bebé solo, pero tampoco podía llevárselo a donde iba. Así que miró a su mascota y le dijo:

-Gatito mío, por favor, cuídame a mi bebé, no tardaré en regresar- y salió de su casa.


Al rato de irse la mujer, se apareció el diablo en la casa y el gato, al verlo, saltó frente a la cuna del niño sin intimidarse -porque es bien sabido que los gatos son los únicos animales que no le temen a este ser tan maligno-.

-¿Qué es lo que quieres?- le preguntó.

-¡Vengo a llevarme a ese bebé!

-Pues no puedes, porque lo estoy cuidando yo, dijo el gato justo antes de lamerse una patita.

-Insolente animal, tú no puedes hacer nada para evitarlo.


-Muy bien- dijo el gato astutamente-, te propongo algo: si adivinas cuál es el número exacto de pelos que tengo en todo mi cuerpo, podrás llevarte al bebé. Pero si fallas te irás y nunca más volverás a aparecer por aquí. Te daré tres oportunidades para adivinar. ¿Hay trato?

El diablo, que nunca había podido resistirse a los desafíos, aceptó, pensando que sería fácil. Y con mucha paciencia, comenzó a contarle los pelos al gato.

-Uno… dos… tres…- entonces un pájaro cantó en la ventana, distrayéndolo y haciéndolo perder la cuenta.


-Llevas una oportunidad- dijo el minino.

Enojado, el diablo empezó a contar de nuevo.

-Cien... doscientos… trescientos…

En ese momento, el viento entró por la ventana y agitó los pelos del gato, haciendo que el maligno perdiese la cuenta una vez más.

-Ya llevas dos oportunidades-, le recordó el gato.

Nervioso, el diablo se puso a contar de nuevo, prometiéndose que ya nada lo iba a distraer.


-Un millón… dos millones… tres millones…

Entonces el gato movió suavemente la cola rozándole la nariz, y el diablo estornudó fuertemente, haciendo que se le soltaran pelos al gato.

-Perdiste tu última oportunidad. Ahora vete de esta casa y no vuelvas jamás.


El diablo se sintió tan furioso por haber perdido, que allí mismo formó un berrinche de proporciones épicas... pero no pudo tocar al bebé, porque un trato con el diablo siempre se cumple... por ambas partes. Eso sí, se marchó de vuelta al infierno jurándole al gato que algún día adivinaría cuántos pelos tenía y cuando eso ocurriera, su venganza sería terrible.

Cuando la mujer regresó a su casa, al no saber nada de lo sucedido, besó y abrazó a su pequeño, y agradeció con unas caricias detrás de las orejas al minino, por ser tan buen niñero.

Es por eso que los gatos hasta hoy en día, sueltan pelo todo el tiempo. Porque de esa manera, el diablo nunca cumplirá su venganza al no saber cuántos pelos tienen en realidad.

Autor desconocido

* LA LEYENDA DEL AVE FÉNIX

 





LA LEYENDA DEL AVE FÉNIX



El Fénix era un ave maravillosamente bella que vivía en el paraíso,  junto con el primer hombre y la primera mujer, a los que seguía a todas partes. 

Cuando Adán y Eva fueron expulsados, un ángel portador de una espada de fuego fue designado para cuidar las puertas del paraíso e impedir que la pareja pudiera volver al Edén.

Empujado por el amor y la lealtad, el ave Fénix intentó impedir que las puertas se cerraran definitivamente para sus amigos. 


Entonces, una chispa saltó de la espada del guardián y el hermoso plumaje del ave se encendió, terminando con su vida en una llamarada multicolor.

Quizá como un premio por haber sido la única bestia que se había negado a probar el fruto prohibido, o quizás porque era injusto que un acto de amor terminara en una muerte así, el caso es que todos los ángeles estuvieron de acuerdo en concederle al ave Fénix varios dones, como el de Sanar las heridas de otros seres vivos con sus lágrimas y el de la vida eterna…

Su inmortalidad se manifestaba en su eterna capacidad de volver a la vida resurgiendo de entre sus cenizas.


Según la leyenda, cuando le llegaba la hora de morir, el ave Fénix hacía un nido de especias y hierbas aromáticas y ponía en él un único huevo. Después de empollarlo durante algunos días, una noche, al caer el sol, el Fénix ardía espontáneamente, quemándose por completo y reduciéndose a cenizas.

Gracias al calor de las llamas, se terminaba de empollar el huevo y, al amanecer, el cascarón se rompía, resurgiendo de entre los restos aún humeantes el ave Fénix. No era otra ave, era el mismo Fénix, siempre único y eterno, aunque siempre más joven y fuerte que antes de morir. Siempre más sabio porque tenía, además, la virtud de recordar todo lo aprendido en su vida anterior.

El mito del ave Fénix existe en casi todas las culturas ancestrales transmitiendo la lección de: Volverlo a Intentar.


Es un animal de buen augurio, garantizando la vida y el eterno crecimiento de la raza. Representa los cinco dones más virtuosos:
justicia, fiabilidad, coraje, compasión y humildad.

Los que amamos los cuentos sabemos que, cuando una historia está tan presente a lo largo y a lo ancho de la geografía y de la historia , no puede significar más que una necesidad universal y compartida, una enseñanza o un aprendizaje que debe pasarse de generación en generación:

Aprender de los fracasos, volver a intentar lo que no se consiguió, enriquecido por la experiencia, y crecer en la adversidad.


Un mensaje de los ancestros que hoy definiríamos como un elogio a la resiliencia y que, para los estrategas de la guerra, se resume en aquella conocida frase que anuncia que perder en la más cruel de las batallas, pero no morir en ella, solo consigue hacernos más fuertes.

" Hay una etapa de la vida en la que tienes que Renacer… así que levántate y emprende el vuelo…"