* Querido Jesús: No permitas que te traicione jamás


La traición de una persona querida trae siempre un dolor muy profundo. Jesús vivió ese dolor cuando Judas, uno de sus discípulos a los que tanto amaba, lo traiciona dándole un beso en la mejilla... Jesús no se enoja, Jesús no se aparta ni rechaza el beso de su amigo traidor...Se limita a mirarlo a los ojos haciéndole ver su error al decirle: "¿Con un beso traicionas al Hijo del Hombre?".

Señor, no permitas que te traicione jamás!... Sabes que te amo y que puedes confiar en mi amor...


  Únete en facebook ---> Reflexiones para TI y para MI ♥ ♥ ♥  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Billboardnew2

MIS OTROS BLOGS